C/ Acero 22. Polígono Industrial Sur. Colmenar Viejo. Madrid

(+34) 91 845 7466 info@desigenia.com

Sistemas fotovoltaicos para explotaciones agrarias

 

sistemas fotovoltaicos para explotaciones agrarias

El auge de los sistemas fotovoltaicos ha llevado a las empresas a buscar nuevos mercados y nuevas aplicaciones. En nuestro país el sector agropecuario es un mercado amplio con muchas posibilidades, es por ello que las empresas fabricantes y asesorías de energía han visto que en este campo hay muchas empresas potenciales que pueden necesitar cubrir sus necesidades con sistemas renovables. Por estas razones, en Desigenia pensamos que los sistemas fotovoltaicos para explotaciones agrarias son la inversión del momento.

Las energías renovables en explotaciones agrarias son una buena inversión, ya que los múltiples sectores dentro del mercado agropecuario hacen que existan diversos sistemas fotovoltaicos que se pueden aplicar. Desde sistemas fotovoltaicos simples para grandes campos de cultivo o ganaderías que utilicen tecnología para su día a día, a sistemas de autoconsumo para las fincas y casas aisladas, como los sistemas de bombeo solar para pozos o sistemas de regadío.

Existen numerosas aplicaciones que se pueden estudiar y un mercado bastante amplio que explotar. A continuación, explicamos cómo podemos aplicar las energías renovables a las explotaciones agrarias.

¿Cómo aplicar las energías renovables en explotaciones agrarias?

sistemas fotovoltaicos simplesEn la agricultura, los campos de cultivo necesitan  sistemas de riego que utilizan suministro eléctrico para funcionar. Este suministro eléctrico proviene normalmente de grupos electrógenos que producen energía para que estos sistemas funcionen de manera continua. La alternativa que ofrecen las empresas fabricantes de soluciones con energías renovables, es aplicar sistemas fotovoltaicos que generen electricidad utilizando la energía solar. A través de sistemas de bombeo solar, sistemas con baterías o sistemas híbridos, se puede garantizar el suministro eléctrico 24/7 dependiendo de los requerimientos de cada agricultor.

Además las casas, graneros, almacenes o recintos para preparar alimentos, necesitan suministro de energía para funcionar, los sistemas fotovoltaicos de autoconsumo pueden ser una solución para ahorrar energía y aplicar energías renovables.

En agricultura también existen comunidades de regantes que trabajan para el sector agrícola, así como los viñedos u olivares que necesitan un sistema de regadío que trabaje muchas horas al día. Los sistemas fotovoltaicos pueden ser la solución perfecta para disminuir el consumo de combustible y ahorrar.

Los ganaderos utilizan consumo energético para todas las actividades diarias, desde las maquinarias para ordeño, alimentación y cuidado del ganado como para el autoconsumo. Este consumo a menudo conlleva altas facturas eléctricas, es por eso que el uso de sistemas fotovoltaicos puede reducir dicho consumo con el uso de energía solar o eólica. Para estas aplicaciones, los sistemas híbridos son una buena solución para garantizar el suministro energético durante todo el día, ya que estos sistemas trabajan con un grupo electrógeno de back up y baterías. Permitiendo reducir el consumo de combustibles fósiles y las emisiones de CO2, además el uso de estos sistemas conlleva un importante ahorro energético que favorecerá a los pequeños y medianos ganaderos.

¿Por qué utilizar sistemas fotovoltaicos en explotaciones agrarias?

Otra razón por la que utilizar sistemas fotovoltaicos en explotaciones agrarias es debido a la localización. La ubicación de la mayoría de explotaciones es aislada, lo que conlleva en ocasiones, a cortes de red, ausencia de suministro eléctrico o problemas con la red eléctrica. Estos sistemas permiten garantizar el suministro eléctrico ya que funcionan con energía solar o eólica, dependiendo de las configuraciones pueden llevar baterías o grupo electrógeno que permiten garantizar el suministro 24/7.

A la hora de realizar inversiones para instalaciones con energías renovables, lo que más se valora es la inversión, por ello muchas comunidades autónomas ofrecen subvenciones y ayudas para este tipo de instalaciones, para ayudar a disminuir las emisiones de CO2 y utilizar sistemas de aporte de energías renovables.

Invertir en energías renovables, es invertir en futuro. Además con soluciones fotovoltaicas podemos reducir un consumo eléctrico que a menudo asciende en explotaciones agrarias, ya que el uso de electricidad para el funcionamiento de la maquinaria existente es elevado, que mejor manera que utilizar un suministro eléctrico procedente del sol.